La publicidad online es un mundo que está en constante cambio. De ahí que surjan nuevos formatos, herramientas y técnicas que mejoran las anteriores. El mundo digital es una novedad continua y es necesario modificar nuestras estrategias de marketing a la hora de realizar campañas online adaptándose a las últimas tendencias para conseguir publicidad en internet atractiva y de calidad. 

Hoy vamos a hablar del remarketing, técnica de publicidad online que consiste en segmentar a nuestro público en función de los sitios web que ha visitado anteriormente. Tiene ventajas tanto para la empresas como para los usuarios, pues muestra publicidad relevante a estos, aunque a veces pueda resultarles este tipo de publicidad un poco invasiva.

Seguro que muchas veces has tenido la sensación de que tus dispositivos escuchan tus conversaciones y adivinan dónde quieres irte de vacaciones, pero ¿por qué sucede esto? realmente tiene una explicación y no es que nuestro móvil nos espía. Quédate que te explicamos qué es el remarketing, cómo funciona, lo útil que resulta para las empresas y como usuario, aprender a gestionar este tipo de anuncios.

¿Qué son las cookies?

El origen del remarketing está en las cookies. Estas son archivos que contienen datos y se envían desde un emisor a un receptor. En nuestro caso, el emisor sería el servidor del sitio web que visitamos y el receptor el navegador. Esta privilegiada información se almacena en el navegador para poder llevar a cabo dichas campañas publicitarias. 

Las cookies son las responsables de que nos aparezcan anuncios relacionados con búsquedas que hemos realizado previamente.  Gracias a esos datos se pueden realizar técnicas potentes para aumentar la notoriedad de nuestra marca, ya que ayuda a incrementar el alcance de nuestro público objetivo. Además podremos medir la rentabilidad que consigue nuestra campaña publicitaria con el uso de la técnica de remarketing.

A muchos de nosotros las cookies nos han parecido intrusivas. No te preocupes, pues no recogen datos personales. Además, tenemos varias formas de esquivarlas:

    1. Usar ventana privada o de incógnito en nuestro navegador. Simplemente estos datos se borran al cerrar la pestaña de nuestro navegador y no quedará registro de la actividad realizada. Si estás planeando un viaje es muy útil a la hora de buscar billetes de avión, pues las compañías aéreas no tendrán información de tu búsqueda y los precios no se incrementarán.
    2. Borrar el historial de tu navegador. Accedemos a este desde la pestaña de configuración o usando Ctrl+H. Clicamos en borrar datos de navegación y seleccionamos “cookies y datos de sitio”. Podremos elegir el intervalo de tiempo en el que queremos que sean eliminadas estas.

Aún así ten en cuenta que las cookies son muy necesarias para la analítica y para ofrecer páginas web relevantes para los usuarios. Por ello recomendamos no borrarlas, algo que ayudará a tener una mejor internet.

¿Qué es el remarketing y cómo funciona?

El remarketing es una técnica que consiste en la creación de campañas personalizadas para aquellos internautas que hayan visitado tu sitio web con anterioridad. Por tanto, atraemos a usuarios que conocen nuestra marca teniendo una probabilidad más alta de conversión. 

Cualquier empresa debería de incorporar a su plan de marketing digital el remarketing pues es la clave del éxito de la publicidad online. Las herramientas más populares para hacer campañas de remarketing son Google Ads y Facebook. 

Como hemos mencionado anteriormente, la publicidad es muy útil para el usuario ya que muestra información de interés pero hay veces que, incluso habiendo comprado el producto, nos sigue apareciendo dicho post publicitario. Tranquilo, ambas herramientas nos dan las opción de poder dejar de visualizar estos. Tan fácil como pulsar la cruz en Google o el botón en Facebook situado en la parte superior derecha del anuncio.

 A continuación, explicaremos paso a paso cómo hacer remarketing en esta última.

Remarketing en Facebook 

Como hemos explicado anteriormente, todo está en las cookies. Cuando un usuario visita una página web, esta queda registrada por las ‘cookies’, en este caso, de Facebook. Con esta información podremos añadir al usuario a una audiencia de Facebook que hemos creado previamente. Al hacer una campaña de remarketing, el anuncio aparecerá a esa persona que ya visitó tu web.  

Cómo hacer paso a paso una campaña de remarketing en Facebook

  1. Tener a punto nuestra página de Facebook. Accede a Facebook Business para crear tu fanpage o página de empresa si aún no la tienes lista.
  2. Debes tener también una cuenta publicitaria. Configura los datos generales (moneda, zona horaria) e información comercial para comenzar a utilizarla.
  3. Crear el píxel de Facebook, te ayudará a medir eventos, conversiones y a crear público personalizado.
  4. Instalarlo en la web. Quizás necesites algo de conocimiento en programación o bien puedes enviarselo a un programador para que lo implemente con código HTML.
  5. Crear una audiencia personalizada. Es el paso más importante, pero muy sencillo. Dirígete a la parte de “públicos o audiencias” y elige “audiencia personalizada”. Si queremos recoger los datos de aquellas personas que han visitado nuestra páginas web, elegiremos la opción “sitio web”.

Poner tu anuncio de remarketing en Facebook. Una vez creada y guardada nuestra audiencia, es hora de crear la campaña de remarketing. Los pasos son los mismos en la creación de ésta. Accedemos a través del botón “crear campaña”, la única diferencia es que al llegar a la selección del público, elegiremos la opción “público personalizo” que hemos creado en el anteriormente.

¿Interesante? Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn