Los influencers se han convertido en figuras comentadas y referenciadas en muchas estrategias digitales. Igual incluso has oído lo rentable de trabajar con ellos o de incluirlos en tu plan de marketing, pero siguen siendo una figura algo ambigua. Hoy comentamos las bases de trabajar con influencers. Qué cosas tener en cuenta y cómo hacerlo. Para que el mundo influencers deje de ser un misterio para tu marca.

¿Qué es un influencer?

Empecemos por el principio. Los influencers son personas que han tomado gran relevancia en algún sector concreto. Congregan grandes comunidades que siguen su actualidad y son capaces de influir en sus decisiones. Para sus seguidores, la figura del influencer es más que un famoso, es alguien que encaja en su día a día y que comparte con ellos muchos factores comunes. Aunque el seguidor los ve desde cierta distancia, siempre cree compartir con ellos más de lo que parece. Siente cierta vinculación con ellos y les gusta formar parte de su día a día.  Al fin y al cabo un influencer, como su propio nombre indica, es una persona con opinión influyente en un determinado público.

Podríamos extendernos hablando de tipos de influencers según el sector en que se mueven: Influencers en Youtube o youtubers, instagramers o influencers de Twitter… pero vamos a lo importante ¿por qué me interesan a mi como empresa?

¿Por qué se habla tanto de influencers?

Están de moda. Digamos que es una forma sencilla de explicarlo. Lo que ahora consumimos es información en redes sociales. Lo hacemos porque nos entretienen, nos informan y al fin y al cabo ocupan nuestro tiempo. Por eso, los personajes que aparecen en ellas son los que más relevancia tienen ahora mismo. Las marcas saben la capacidad de llegar a los usuarios que tienen los ifluencers, y por eso, los incluyen dentro de sus planes  de marketing. Como se ha comprobado la eficacia y alcance de estas campañas, cada vez lo vemos como más útil.

Al fin y al cabo son personas con gran visibilidad, relevancia y reputación online que hacen que todo lo que tocan se convierta en oro.

¿Cómo sé si me interesa trabajar con ellos?

Durante mucho tiempo hemos visto como las marcas trabajaban con famosos o personajes conocidos para llegar más fácilmente a su público. No es una estrategia de marketing nueva hacer que el cliente se identifique con ellos y por consiguiente quiera consumir nuestro producto o servicio. Lo único que cambia es el tipo de perfil que buscamos para conectar con el usuario. Los influencers llegan como nuevo “famosos” del mundo de las redes sociales. Los seguidores que forman parte de la comunidad de un influencer se sienten vinculados a éste. Por eso estos perfiles son de cara a tu empresa un valor a tener en cuenta. Esa relación con él es lo que hace que su opinión sea de mayor relevancia para ese público objetivo.

Te  interesa cuando:

  • Quieres generar un vínculo más cercano con tu usuario.
  • Quieres transmitir tus valores de una forma más sólida.
  • Quieres ganar mucha visibilidad (sobre todo en redes)
  • Tienes un público objetivo muy claro y definido.

¿Cómo incluyo un influencer en mi estrategia de marketing?

Es fundamental que selecciones el público al que quieres llegar y saber después si existe una opción de influencer que encaje con tu público objetivo. Cuando ya sabemos con qué influencer queremos conectar podemos pensar cómo hacerlo. Antes de elegir el perfil del influencer con el que contactar, es vital que sepas qué tipo de campaña quieres hacer. ¿De qué se trata? Piensa en una estrategia de marketing que sirva a los objetivos de tu marca, conecte y guste al público al que va dirigido y pueda tener gran difusión en redes sociales. Cuando ya tenemos público objetivo y tipo de campaña que organizaremos, podemos buscar el perfil que mejor encaja con todo esto. Se trata de hacerlo partícipe y de aprovechar su comunidad para dar visibilidad a nuestra campaña.

Otra opción sería buscar el perfil de influencer que más te interesa (por el público potencial al que se dirige, el alcance, o incluso la imagen que proyecta) y diseñar una campaña en torno a él. Más adaptada y con el objetivo sobre todo de dar a conocer tu marca o tu servicio/producto. La parte más débil de este planteamiento de marketing es tu dependencia del perfil del influencer, que en ese caso sería fundamental, más que complementario… y no te recomiendo depender de un sólo ego para generar tu estrategia de marketing.

Aquí tenemos que anotar algo relevante: a la hora de elegir al perfil con el que trabajar, el número de seguidores no es lo único que importa. Para nosotros es muy importante también la capacidad de conectar con su audiencia de cada influencer, lo que llamamos el engagement.

No olvides encontrar rentabilidad en tus campañas

Ya sea porque has conseguido ganar mucha visibilidad, porque has aumentado por 10 los registros en tu web, porque tus ventas crecen a buen ritmo o porque tu posicionamiento ha subido vertiginosamente, lo importante es que la campaña de marketing con influencer sea un éxito. Y para eso exige resultados o analíticas durante y finalizada la campaña. Con estos datos, ve a tu planteamiento de objetivos y compáralos.

Los influencers están de moda, funcionan, tienen grandes audiencias y pueden hacer campañas muy creíbles para tu marca, pero como te recomendamos siempre, no olvides medir. Puede que lo hayas pensado todo pero que por cualquier motivo tu mensaje o tu objetivo no estuviesen alineados con el público al que se ha dirigido. Sea por la causa que sea, necesitas saber qué tal ha funcionado tu trabajo con ese influencer y poder así determinar si es rentable o no incluirlos en tu estrategia digital.

Para terminar sólo un último consejo: ten en cuenta que los perfiles relevantes en redes sociales saben que lo son. Para muchos de ellos este se ha convertido en su medio de vida, así que  conocen el medio, tienen tarifas y exigencias, así que puede que el trabajo con ellos sea más una relación comercial que humana.

¿Interesante? Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Post felizmente escrito por Alicia Puga

Socia en Aumenta. Me dedico al marketing de contenidos y la reputación digital.