La landing page se ha convertido en una herramienta básica a la hora de hacer marketing online. Pero para conseguir buenos resultados es necesario contar con un buen diseño a nivel estético y también de contenido, y esto es algo que no podemos lograr si primero no tenemos claro qué es exactamente una página de aterrizaje y qué usos le podemos dar.

Qué es una landing page

El significado de landing page hace referencia a una página que puede o no formar parte de una web, y cuya única misión es obtener leads o prospectos de ventas, para lo que se suele recurrir a una CTA (call to action o llamada a la acción).

Se caracteriza por ir dirigida a un segmento de público muy concreto y ofrecer una propuesta especializada. Por ejemplo, si tienes un blog sobre finanzas y quieres vender un ebook que has elaborado sobre este tema, puedes crear una landing page para darlo a conocer y conseguir ventas.

Aquí un ejemplo de landing page de Aumenta que os redirige a la descarga gratuita de nuestro ebook «Redes sociales sin trucos ni azúcar añadidos»

Para qué sirven y cómo funcionan en marketing

La landing page en marketing se ha convertido en una de las herramientas más efectivas cuando se trata de aumentar la visibilidad de un producto o servicio y, además, aumentar el índice de conversión.

Normalmente se llega a ella a través de un call to action, lo que muestra que el visitante ya tiene un cierto interés en lo que se le va a mostrar, y esto aumenta las posibilidades de conversión.

Lo cierto es que podemos utilizar las páginas de aterrizaje en diferentes situaciones:

  • Para dar a conocer un producto o servicio específico.
  • Para promocionar un evento.
  • Para una campaña puntual.

En cualquier caso, para que el resultado sea un éxito es fundamental que desde el principio tengamos muy claro qué objetivos buscamos a través de la página. Pero también debemos conocer muy bien a la audiencia para ser capaces de ofrecerle algo que le interese.

Tipos de landing page

Ahora que ya tienes más claro para qué sirve un landing page, debes tener en cuenta que no existe una única modalidad de página de destino o de aterrizaje, sino varias de ellas. Tendrás que usar una u otra en función de qué objetivos persigas y cómo sea tu audiencia.

Dentro de la propia web

Son páginas a las que se puede acceder navegando dentro de la página web de una empresa o profesional. Generalmente el acceso se hace a través de una CTA que puede aparecer en forma de pop up o al final de un artículo del blog. No obstante, también se puede llegar a ellas a través de búsquedas orgánicas, así que es importante trabajar el SEO.

Microsites fuera de la web

Son webs totalmente autónomas de la página del negocio o profesional de que se trate. Para atraer el tráfico es fundamental trabajar el SEO, pero también el SEM. Además, la página debe ser capaz de “seducir” al usuario para conseguir que deje su lead, y para ello tiene que ofrecer un contenido de valor.

Una landing page efectiva puede mejorar de forma importante la captación de leads y las conversiones. Por eso, en la mayoría de los casos resulta más conveniente dejar todo lo referente a su elaboración y posicionamiento en manos de expertos en servicios digitales.

Post felizmente escrito por Aumenta

Te hacemos crecer en internet.