Las vacaciones son fundamentales, tanto si trabajas contratado como si eres tu propio jefe. En muchas ocasiones sabemos que es difícil olvidar las preocupaciones del día a día y desconectar “porque es verano”. Y mucho más para todos los que trabajan para sí mismos. 

Por eso, para haceros más fácil la desconexión, os damos nuestro ABC de tareas imprescindibles antes de los merecidos días de vacaciones. 

¿Debería irme de vacaciones o aprovechar para…?

Si eres tu propio jefe, seguramente lo de desconectar al llegar a casa lo llevas mal. Así que más que nunca, en verano necesitas alejarte de la rutina diaria para cargar las pilas. El cerebro necesita desconectar, relajarse y refrescarse con otras cosas. De esta forma a tu vuelta, todo es “nuevo” y lo verás con perspectivas distintas. Y sobre todo con más energía. 

La gran ventaja de los autónomos y emprendedores es que como nunca toman grandes descansos, unas pequeñas vacaciones, por pocos días que sean, hacen un efecto balsámico. Así que, sí, es necesario que te conciencies y vayas de vacaciones. 

Vale, me voy de vacaciones ¿qué hago con mi empresa? Nuestro ABC

Está claro que mejor que tú no lo sabe nadie. Pero si necesitas reafirmar tus prioridades o poner orden, te echamos una mano. 

Es importante que pienses en el tipo de trabajo que puedes necesitar durante tus días de vacaciones (atención al cliente, urgencias, mantenimientos, consultas…). Planifica todo lo que puedas, deja instrucciones o programa contenido, haz todo lo posible por no tener que atender personalmente nada.

Una vez que sepas qué servicios mínimos necesitas y los tengas cubiertos. Tienes que mentalizarte para sacar provecho de tus días de descanso. Es importante, si no, no lo estamos haciendo bien. 

A nuestro entender e intentando abarcar la mayoría de servicios, te recomendamos que no abandones al consumidor. Lo que decimos es que los canales de comunicación con tus clientes tienes que revisarlos de manera periódica. Ya sea el email (preferentemente), teléfono, Whatsapp, redes sociales, … hay que tenerlos presentes, pero para no ser esclavo, fija un momento del día en que los revisarás y respetalo. 

Otro de los puntos fundamentales es el de tu presencia digital. Echa un ojo antes de irte de vacaciones (a tu web, tus redes, tus opiniones, tu búsqueda en Google) para confirmar que no hay alertas y que todo está ok. 

Y por último, ten planificada tu vuelta. Tanto si dejas personal a cargo, como si cierras 7 días, ten presente que a la vuelta llegarás con ganas y algo desconectado. Si planificas algo sobre lo que es prioritario a la vuelta, te será más fácil focalizarse en las tareas indispensables y tu vuelta será más relajada. 

¿No debería aprovechar para sacar trabajo, en vez de estar de vacaciones?

Esa no es la actitud. Si sigues pensando que las vacaciones son tiempo perdido, no vamos bien. Como os comentamos es tiempo que tu cuerpo necesita para estar más alerta, más concentrado y más focalizado. 

¿Podrías sacar adelante el trabajo o aprovecharlas más? Puede ser. Si quieres seguir adelantando cosas en esos días, te proponemos algo. Piensa esas tareas que necesitan de tu creatividad, de tu ingenio o de tu reflexión y anotalas. Leelas un par de veces antes de irte de vacaciones. Y si quieres, ten 2 días en tus vacaciones en que sentarte a leer esas notas y en una hora, anotar todo lo que te sugieran. Ideas muy locas, u ocurrencias que tengas en el momento. Pueden parecer tonterías, pero igual al releerlas después, te den la clave para solucionarlo a tu vuelta. 

Ya tienes más que razones para insistir en esos días de desconexión que necesitas, así que ve cerrando temas y aprovecha que agosto es el mes en que más servicios y sectores están a medio gas. Tú también necesitas un descanso. Septiembre está a la vuelta de la esquina y ahí sí necesitarás un esfuerzo extra!

Entonces, ¿dónde vas a desconectar?

Post felizmente escrito por Alicia Puga

Socia en Aumenta. Me dedico al marketing de contenidos y la reputación digital.