El storytelling es una de esas palabras que llevan años creciendo en popularidad gracias a la viralización de campañas de marketing que recurren a esta herramienta indispensable. A ello, le tenemos que sumar también el creciente número de negocios con una sección de artículos o blogs personales que buscan saber cómo captar y retener el interés de un posible lector.

Y es que no hay nada peor que dedicarle tiempo y cariño a una landing y que nadie llegue hasta la parte que le podría mejorar la vida de una forma u otra.

Para que esto no suceda, podemos recurrir al maravilloso mundo del storytelling y descubrirlo con unos cuantos ejemplos prácticos.

¿Qué es el storytelling y cómo ayuda a nuestro negocio?

El storytelling es el arte de contar una historia que atrae la atención y mantiene a las personas atentas a la misma. Mediante esa atención, logramos que nuestros productos lleguen a ser tenidos en cuenta o nuestros textos leídos.

Esto se aplica tanto a campañas de marketing en vídeo o anuncios escritos, como a la creación de los contenidos de un blog profesional que desee mantener a los lectores más tiempo dentro de su web mediante una historia atractiva y cautivadora.

En esencia, se trata de ser capaces de contar la historia que queramos como si fuera un cuento o una película, que podemos aprovechar para dejar una idea concreta a través de lo que hemos contado.

Una de las grandes ventajas de recurrir a contar historias es que, si se realiza bien, se logra despertar las emociones de la persona que nos lea, escuche o vea. De esta forma, logramos que el público recuerde nuestra marca o productos durante más tiempo y que los asocie con una experiencia agradable.

Campañas exitosas y reales de storytelling

Para entender bien cómo se aplica, nada mejor que ver un storytelling en ejemplos reales. Así, nos daremos cuenta de que podemos usar este recurso para, con algo de creatividad y habilidad al narrar una historia, transmitir un mensaje claro a quienes se lo encuentren.

Por ejemplo, empresas como Ikea o Spotify han llevado a cabo unas buenas campañas de publicidad usando este recurso con éxito. Vamos a verlos.

Ikea: el pato en la terraza

Un ejemplo perfecto de cómo con una historia de dos minutos, podemos transmitir la idea de remodelar o recolocar parte de nuestra casa y que sea un cambio a mejor viendo la evolución del protagonista.

Spotify #thatsongwhen

Muchos conocemos los servicios de música de Spotify y sus opciones para compartir listas musicales entre amigos que le dan un toque social interesante.

Precisamente ese toque social fue el que decidió aprovechar Spotify en una sencilla campaña de storytelling para asociar su marca con emociones positivas y buenos momentos.

Para ello, se sirvió de una serie de vídeos donde diversas personas contaban experiencias positivas con canciones que les hacían recordar esos momentos especiales. Y tras ello, animaba a que los usuarios de la plataforma compartieran sus historias y las canciones que marcaron su vida.

Una manera simple y eficaz de contar una historia que refuerce la imagen de marca.

El uso del transmedia storytelling como estrategia multicanal

Dentro de las campañas de marketing o de creación de contenidos, es posible que no queramos meter todos los huevos en una misma cesta.

Y por eso no podíamos terminar sin antes hablar sobre otra forma de captación de audiencia y la potencial de fidelización que ofrece el llamado transmedia storytelling.

Se trata de crear una historia a través de diversos medios al mismo tiempo con la intención de que las personas interactúen y participen activamente a partir de una historia atractiva que comparten todas las plataformas que utilicemos.

Eso sí, cada medio utilizado en este storytelling tiene que ser capaz de contar por sí mismo una historia que pueda comprenderse y atraer por sí misma. Aunque el objetivo sea que la gente interactúe voluntariamente por más de un canal.

Un ejemplo de esta clase de marketing lo podemos encontrar en universos como el creado en la promoción de Harry Potter,  donde se han unido la propia historia de los libros con la aparición de películas, videojuegos, apps móviles o test promocionales que te permiten averiguar en qué casa de Hogwarts deberías estar y te animan a compartir los resultados con tus amistades.

Así, además de tener una experiencia positiva, pasamos a formar parte de la cadena al poder compartir con nuestro entorno el contenido que hemos disfrutado de alguna forma.

Como ves, esta herramienta es una alternativa más que interesante a emplear en cualquier momento. Desde en la creación de textos hasta en campañas de publicidad.

Existe una gran variedad de opciones dentro del storytelling y cualquier empresa puede aprovechar el que mejor se adapte a ella para lograr atrapar la atención de quien vea la campaña, ya sea mediante la creación de toda una serie de historias entrelazadas entre sí a través del transmedia, o con el uso de una única historia que por sí misma enganche y seduzca a nuestros potenciales clientes.

Si te has quedado con ganas de más ejemplos de storytelling, aquí puedes encontrar unos cuantos.

¿Interesante? Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Post felizmente escrito por Aumenta

Te hacemos crecer en internet.