Seguro que estás harto de leer artículos sobre SEO y las miles de cosas que una web debe tener para alcanzar las mejores posiciones en Google. Doy por hecho que lo básico te lo sabes de memoria y eres capaz de auditar tu propia web para saber cuales son sus carencias y qué recomendaciones seguir para mejorar su SEO.

Es por ello que vamos a aprovechar este post para hacer recopilación de todos los consejos que hemos ido lanzando para el consurso #SEOProfesional lanzado en Twitter con motivo del Congreso SEO Profesional que se va a desarrollar el próximo julio en Madrid. ¡Éstas son nuestras recomendaciones!

1. Consigue que enlacen tu web desde sitios de referencia

No acabamos de descubrir la pólvora. Sabemos que la estrategia de backlinking es la piedra angular de toda estrategia SEO pero os queremos contar que debéis centrar todos vuestros esfuerzos en conseguir enlaces desde sitios web y dominios que tengan antigüedad y relevancia. No os volváis locos intentando conseguir enlaces de muchos sitios y centraros en ese dominio tan atractivo y que tanto nos puede aportar. ¿Quieres saber cuales son esas webs? Entra en esta herramienta de Moz y descubre el Page Autorithy (PA) y Domain Autorithy (DA) de una URL. Cuanto más alto sea su valor, mejor SEO te traspasará al enlazarte.

2. Céntrate en una keyword alcanzable y gana tu posición

La estrategia de palabras clave es fundamental pero en muchas ocasiones nos planteamos trabajar con demasiadas keywords. Busca una palabra clave alcanzable y empieza a trabajarla con paso firme pero seguro, si ganas relevancia posteriormente podrás contagiar con tu SEO ganado otras keywords. Si quieres ganar una guerra tendrás que ir ganando batallas poco a poco.

3. Trabaja tu posición en Google a largo plazo

Ni a Google le gustan los sitios web que sospechosamente crecen rápidamente y a ti te interesan los alti-bajos en un proyecto de posicionamiento SEO. Piensa siempre a largo plazo trabajando poco a poco y dejando que Google rankee tu web de forma natural. Los resultados nunca son inmediatos a pesar de que el robot de Google te visita todos los días. Si tienes mucha prisa, planteate que tu opción es el SEM.

4. Actualiza y revisa tu web con frecuencia

El índice de actualización es otro factor que le encanta a Google ya que prefiere posicionar sitios web que son renovados con frecuencia. Este es uno de los motivos por los que los medios de comunicación posicionan tan bien:  contenido original y mucha actualización. Con la creación de contenidos no existe un período mínimo de actualización recomendable. Siempre se habla del mínimo de un post semanal, y de ahí en adelante, ¡hasta donde puedas! Por otro lado no dejes de controlar el funcionamiento de tu web a diario con herramientas automatizadas: Pingdom Tools te permite programar una revisión y te avisará si tu servidor empieza a relentizarse y por supuesto Google Search Console es básico si quieres que el propio Google te avise cuando no pueda acceder a tu sitio web.

5. No te conformes con un buen resultado

Qué peligroso es ese escenario, hemos realizado un gran trabajo SEO y nuestra web es #1 en la mayoría de las palabras clave. Como te relajes y dejes de trabajar, tus posiciones caerán si los demás mejoran su trabajo. Tened en cuenta que esto es una carrera de Fórmula 1 en la que todos los equipos están investigando para mejorar la potencia de sus motores, reduciendo el índice de fricción del aire y como te descuides tu coche serás adelantado y con bastante facilidad, por cierto.

6. Ten cuidado con enlaces desde ciertas webs

En el origen del SEO se usaban las granjas de enlaces para posicionar, por entonces Google valoraba la cantidad y no tanto la calidad. Justo lo contrario que ahora, mejor 1 enlace desde un buen dominio que 10 enlaces desde dominios de baja calidad. En muchas ocasiones un enlace nos puede hasta perjudicar y para ello Google implementó la herramienta Disavow Tool para indicar aquellos enlaces desde los que no queríamos recibir ningún tipo de influencia. Éste era un trabajo que había que realizar de forma manual y es por ello que últimamente se toma menos en cuenta. Pero no deja de ser indicativo de la calidad de una web la procedencia de sus enlaces. Búscate buenos compañeros de viaje y demuestra que tu web tiene calidad de forma natural.

7. Descubre nichos de mercado y sé el primero en posicionar

Google dice que entre el 15 y el 20% de las búsquedas que se realizan a diario son nuevas. Este dato nos da una oportunidad para descubrir nuevos mercados en los que posicionar, y si eres el primero, Google lo premiará con una buena posición. Analiza tendencias, lee blogs made in USA y sigue a los influencers de tu sector para descubrir antes que nadie esas novedades que aún no han llegado a tu mercado. A quien madruga Dios le ayuda, y nunca mejor dicho.

8. Black Hat SEO, sólo de forma excepcional


No lo vamos a rechazar frontalmente pero si usas técnicas de Black Hat SEO que sea de forma puntual y sabiendo lo que haces. Se trata de una estrategia en la que se buscan resquicios que Google no detecta y es al fin y al cabo una forma de engaño. Existen muchos profesionales SEO que usan estas técnicas pero son plenamente conscientes de uno de sus peligros, la penalización. Por ello siempre recomendamos las técnicas White Hat para posicionar de la forma más natural posible y así no tener que temer a los cambios de algoritmo.

Sabemos que existen miles de consejos más pero hemos querido resumir nuestros preferidos en una lista que habitualmente no leerás en los blogs. Aún así nunca dejes de optimizar tus titles y h1 porque también son importantes.

¡Buen SEO!

 

¿Interesante? Comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Post felizmente escrito por Nicolás Millán

Socio en Aumenta. Me dedico a la analítica web y el posicionamiento SEO y SEM.