Cambiar de nombre nuestra empresa en muchos casos nos puede parecer un mundo, sobre todo por la parte de papeleo y preocupaciones. Existen una serie de tareas de las que nadie nos va a librar si nos sumergimos en esta aventura pero muchas otras pueden resultar mucho más fácil de lo que piensas. Sobre todo en lo que se refiere a internet donde gran parte de las plataformas o redes sociales contemplan el poder cambiar de nombre de forma poco traumática.

No hay que tener miedo a cambiar de nombre tu empresa, de hecho, nosotros lo hemos hecho hace bien poco.  En este post os queremos contar nuestra experiencia para que conozcáis de primera mano los posibles problemas que podáis encontraros. Hablaremos del cambio de nombre a nivel de registro, a nivel de web y a nivel de redes sociales. Veréis como no es tan complicado.

De primeras, un pequeño índice por si quieres ir directamente a lo que te interesa.

ÍNDICE

 

Cambiar de nombre una empresa es algo mucho más habitual de lo que piensas. Las grandes empresas suelen tener complejos planes estratégicos para realizar el cambio de la forma menos traumática posible. Recordad por ejemplo cómo la cerveza Águila pasó a ser Águila-Amstel, después Amstel-Águila y casi sin enterarnos se quedaron solo con Amstel.

Empecemos por una de las cosas más importantes, cómo cambiar de nombre una marca registrada.

1. Cambiar de nombre el registro de tu marca.

Si lo hiciste bien al principio de los tiempos, cuando creaste tu empresa, debiste registrar su nombre en la Oficina Patentes y Marcas. Esto es algo importante porque evita que otra persona pueda usar tu marca sin tu consentimiento y te proteje legalmente. En cada país funcionará de una forma distinta pero en España no se puede editar un registro de marca sino que hay que realizar un nuevo.  Lo mejor en este caso es informarse directamente en la administración competente. En nuestro caso realizamos un nuevo registro y el plazo habitual ya teníamos nuestra marca bien registrada y protegido.

También es conveniente antes de decidir el nombre de tu nueva marca el haber realizado una búsqueda previa para confirmar que ese nombre no está registrado. De esta forma evitaremos posibles problemas con empresas existentes.

2. Cambiar de dominio sin perder posicionamiento SEO

Este es uno de los grandes miedos a la hora de realizar un cambio de nombre de nuestra marca en internet, ¿qué ocurrirá con todo el posicionamiento ganado durante tantos años en Google? Pues esto es algo que no debe preocuparos lo más mínimo ya que Google prevee que este tipo de cambios se puedan producir. Para ello el propio Google nos recomienda que usemos la redirección de 301 para indicarle a su robot que se ha producido un cambio permanente en la dirección de una página web. De esta forma si vamos a cambiar el dominio de nuestra empresa lo que debemos hacer es comprar el dominio nuevo y mantener el antiguo, indicándole mediante redirección 301 que tenemos un dominio nuevo. De esta forma todas las visitas (incluidas las de Google) serán redirigidas a la nueva página sin perder el posicionamiento que tanto nos había costado ganar.

Una vez hecho este cambio vamos a indicarle a Google de forma activa que hemos hecho este cambio para que indexe nuestra nueva página de la forma más natural posible. Para hacer esto doy por hecho que ya usas Google Search Console y seleccionaremos una opción que existe para hacer cambios de página.

Justo aquí:

Seleccionamos "cambio de dirección"

Una vez seleccionado Cambio de dirección se inician una serie de pasos muy bien explicados:

  1. Elegimos el dominio nuevo hacia el que queremos dirigir el dominio antiguo. Si no existe en la lista tendremos que crearlo.
  2. Confirmamos que ya existe una redirección 301 funcionando.
  3. Confirmamos que los dominios están correctamente verificados en Google Search Console.
  4. Enviamos el cambio a Google.

Esta es la forma correcta de informar a Google del destino de la nueva web.

redirección a través de Google Search Console

Si lo hacemos correctamente todo el posicionamiento SEO que tengamos en el dominio antiguo se dirigirá al nuevo. Por nuestra experiencia, no todo el posicionamiento se traslada pero sí gran parte.

3. Cambiar de nombre en Facebook

Facebook es la red social que más éxito puede generar a la empresas porque tiene cada vez más usuarios pero a la vez, es la más avanzada y con una gestión más compleja. Aún así Facebook contempla que una empresa pueda cambiar de nombre y plantea facilidades para realizar la gestión. Como en otras redes hay que realizar un doble cambio, el propio nombre y la URL. Esta acción se realiza desde la opción Información de la página.

Pestaña de información

Veremos varias opciones entre las que cambiar la categoría de nuestra empresa, su nombre y la URL de acceso directo.

Cambiar de nombre en Facebook

En algunas ocasiones Facebook solita algún documento para demostrar que este cambio de nombre se debe a un motivo real y no a un intento de fraude. Esta es la solicitud que en nuestro caso recibimos por parte de Facebook, nos pedían alguno de los siguientes documentos:

  • Articulo en el periódico.
  • Aviso en su página web oficial.
  • Certificado de constitución de la sociedad.
  • Estatutos de la sociedad (si se trata de una sociedad anónima).

Como previamente habíamos preparado un artículo en nuestra web anunciando el cambio de nombre, solo tuvimos que enviarselo y al cabo de las horas el nombre fue aceptado. Como no es algo inmediato os recomiendo que solicitéis el cambio de nombre en Facebook 48 horas antes del lanzamiento oficial. De esta forma evitaremos que vuestra página de empresa se muestre con el logo nuevo y el nombre antiguo como nos pasó a a nosotros.

4. Cambiar de nombre en Instagram

En Instagram es un proceso bastante sencillo desde los propios ajustes. Sólo tenemos que entrar en “editar el perfil” y cambiar el nombre directamente, sin más complicaciones.

cambiar de nombre en Instagram

5. Cambiar de nombre en Twitter

Twitter es de las redes sociales donde más fácil es cambiar de nombre. Imagino que influirán varios factores pero uno de ellos es la inexistencia de diferencias entre perfiles de persona y de empresa. Basta con entrar en la configuración del perfil y elegir un nuevo nick, si está libre sobre la marcha te dejará registrarlo, en caso contrario te aparecerá un mensaje invitándote a probar con otro nombre.

Cambiar de nombre en Twitter

Es tan fácil que algunos listos hacen negocio con el tema: crean cuentan sugerentes, en muchos casos de carácter sexual para obtener milles de followers que después venden al mejor postor. Un atajo que seguro no gusta nada a Twitter y algún día encontrarán la forma de combatir esta práctica. Esta también es la razón por la que a veces nos encontramos siguiendo a alguien que no nos suena de nada, simplemente ha debido cambiar el nombre sin avisarlo.

6. Cambiar de nombre en YouTube y Google+

Si accedéis a los ajustes de vuestro canal de YouTube podréis ver una pantalla como esta y comprobar que la configuración de nombre se realiza desde la página de Google aboutme.google.com

ajustes de YouTube

En cambio si lo hacéis desde la página de Google+ tendrés que pinchar en el icono de arriba a la derecha y darle a “administrar cuenta”, os saldrá una pantalla así:

ajustes de Google Plus

Al pinchar en “editar la información de la cuenta” llegaréis al mismo sitio que desde YouTube: a la página de About Me de Google. Entonces veréis una pantalla como ésta:

About me de Google

Si vuestra empresa está en Google MyBusiness al pinchar en “más información sobre la empresa” llegaréis al centro de operaciones de todo. Entonces solo tendréis que pinchar en el nombre para cambiarlo.

opciones Google MyBusiness

Según indica el propio Google los cambios pueden tardar hasta 3 días en aparecer por lo que también es recomendable solicitar el cambio del nombre de tu empresa en Google con antelación al lanzamiento oficial de vuestra marca.

A Google le encanta hacer cambios permanentemente y no me extrañaría nada que estuvieses leyendo este artículo y los pantallazos no se correspondan con lo que estás viendo en tu cuenta. No sería nada raro y puede que tengas que pinchar en algunos sitios más para encontrar las mismas opciones. Ya habrás visto que cambiar el nombre en Google no es algo intuitivo y cambiar la URL es algo mucho más complicado.

Google siempre ha puesto muchos problemas con los cambios de URL pero recientemente ha realizado una actualización y estas son las instrucciones que indican en su sección de ayuda:

  1. Inicia sesión en Google y accede a  la página “Sobre mí“.  El famoso About Me del que os he estado hablando más arriba.
  2. En la parte superior derecha, selecciona la cuenta de tu canal de YouTube o Google+. Si no está en la lista, haz clic en Todas tus cuentas de marca y búscala otra vez.
  3. Localiza tu URL personalizada actual en la sección “Sitios” y haz clic en Editar .
  4. Haz clic en la X que aparece junto a la URL que quieres borrar.
  5. Haz clic en Aceptar.

Esto es lo que dice la ayuda oficial pero os contaré un secreto: no hemos sido capaces de cambiar la URL.

7. Cambiar de nombre en Linkedin

Para este cambio tuvimos que seguir un proceso un poco lento, hace poco os lo contábamos en Linkedin. No existe una forma rápida de realizar el cambio ya que Linkedin solo permite el cambio de nombre de las páginas de empresa cuando son pequeñas modificaciones. La única opción que nos permite Linkedin es crear una nueva página y después solicitar la migración manual de los seguidores. Es una solución poco ortodoxa pero funcional. A nosotros al cabo de 2 meses de transición nos migraron todos los seguidores a la nueva página.

 

6. Cambiar de nombre en Pinterest

Pinterest forma parte de las redes sociales que menos problemas ha dado. Es tan fácil como acceder a los ajustes del perfil y cambiar el nombre y el nick de usuario. En Pinterest solo se pueden usar números y letras para el perfil. De todas maneras si intentáis usar un nombre no permitido os saldrá un mensaje de error.

En los ajustes del perfil de Pinterest es fácil cambiar de nombre

 

8. Recomendaciones finales

Y esto es todo. No tengo duda que seguro que usáis muchas otras redes sociales que tendréis que investigar por vuestra cuenta para cambiar el nombre. En general todas las aplicaciones lo permiten pero unas resultan más fáciles que otras.

Para terminar, os dejamos una serie de consejos si decidís lanzaros a cambiar el nombre de vuestra empresa por si os sirve para animaros:

  • Realiza una investigación pausada sobre el nuevo nombre. Estudia si no está registrado y si el dominio está libre para comprarlo antes de nada.
  • Planifica cómo se va a realizar el cambio de nombre, determina en qué fases y en qué momento del año. Busca un período en tu empresa que no sea de alta actividad.
  • Envia un email a tus clientes dando a conocer el nuevo nombre y las razones del cambio. La transparencia siempre es algo bueno.
  • Anuncia tu nombre en las redes sociales así como en tu página web. Que la gente no se lleve sorpresas, que no nos gustan a nadie.
  • Realiza una pequeña campaña de publicidad para ayudar a difusión de tu nueva marca.

¡Ánimo con el cambio!

¿Interesante? Comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Post felizmente escrito por Nicolás Millán

Socio en Aumenta. Me dedico a la analítica web y el posicionamiento SEO y SEM.