Ya sabemos la importancia de crear contenido y compartir conocimiento a través de la red, así que hoy lo que queremos es repasar juntos cuales son las revisiones que deberías hacer a tus entradas de blog, antes de publicar, para asegurarte una entrada de calidad. Por supuesto la parte fundamental es el contenido, la redacción e información que ofreces, pero hay aspectos como los estilos, las palabras o las imágenes, que harán mejor tus post.

¿Qué revisar antes de lanzar un post?

1. Título

Piensa bien como titularas tu entrada de blog. Es decisivo para hacer atractivo el contenido de esta, debe ser provocador pero al mismo tiempo tener esas palabras clave que definen el contenido. No utilices títulos excesivamente largos, sé directo. Además, estructura tu texto mediante títulos internos, que ayuden a estructurar contenido y posicionar en Google.

2. Negritas y destacados

Esenciales para crear una interfaz más apetecible, que el usuario desee leer. Ambas aligeran el texto y contribuyen a estructurarlo de manera visual, encontrar los puntos que son de nuestro interés, etcétera. También sirven de “gancho”.

3. Ortografía y gramática

Uno de los básicos de todo aquel que se precie de escribir y compartir sus escritos en la red. Activa el corrector por defecto y fíjate en esas correcciones. Asegúrate que las expresiones y frases hechas que quieres utilizar, sean correctas. Este un fallo que afectará a tu credibilidad y puede provocarte más de un problema.

4. Derechos de las imágenes

Aunque este apartado daría para hablar largo y tendido, decántate por aquellas que estén libres de derechos de autor y comprueba siempre la licencia de tus imágenes, así como la manera en la que deben atribuirse, en el caso de tener que hacerlo. En este otro post te contamos cómo se deben usar las imágenes en internet.

Captura-2Bde-2Bpantalla-2B2015-11-04-2Ba-2Bla-2528s-2529-2B12.28.38

5. Calidad y tamaño de las fotografías

Vigila el tamaño original, escoge fotografías grandes para que no se te pixelen ni pierdan calidad. Además recuerda cómo utilizar las imágenes en tus post, no las deformes ni utilices en tamaños excesivamente pequeños. En bancos de imágenes gratuitos como Freeimages y Pixabay encontrarás un amplio abanico de opciones. Intenta que todas sean parecidas en cuanto a sus dimensiones.

Atentos también al formato de la fotografía (gif, png, jpeg…) ya que es básico, pues algunos cms no soportan estos dos primeros y podrías ocasionar un problema de visualización (u otros).
Evidentemente y al margen de los puntos destacados, cuestiones como el tipo de editor utilizado (Blogger, WordPress, CMS propios, etcétera) influirán tremendamente en el resultado final.

Y tú, ¿quieres aportar algo más? ¿qué revisas antes de publicar?

¿Interesante? Comparte...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Post felizmente escrito por Alicia Puga

Socia en Aumenta. Me dedico al marketing de contenidos y la reputación digital.